Mi libro en la librería

Cuando terminas de escribir tu libro, tu mente lo imagina ya en las estanterías de las librerías. Pero en las de todas, incluidas las de las más grandes y famosas. Y por supuesto, en un sitio bien visible de la librería durante mucho tiempo. Pero, ¿esto es viable? o, ¿se quedará en tu imaginación?

A ver, en teoría esto es factible. Sobre todo, si publicas con una editorial tradicional y de las de primera división. Aunque en la práctica no es tan sencillo.

Debes tener en cuenta varios factores para que tu libro esté en las estanterías de las librerías:

-Se publican miles de libros al mes. Las librerías, hasta las más grandes, no tienen espacio para tener ejemplares de todos ellos. Ni mucho menos para ponerlos en primera fila. Allí probablemente se encuentren los libros de grandes editoriales, best sellers, autores/as conocidos. Tienes que pensar que las librerías son negocios, y como tales, tienen que vender la máxima cantidad de libros posibles. Si tuvieras una librería y sólo espacio para poner un título en el escaparate (cual es el que invita a que la gente entre a la librería), ¿Cuál de estos dos libros escogerías? ¿»Ana te presta su espejo» de Marta Senent, o «Las hijas del Capitán» de María Dueñas? Creo que la respuesta es obvia.

-Y entonces, ¿qué puedes hacer para que tu libro esté en ese escaparate de una librería, aunque sea unos pocos días? En primer lugar empieza por las pequeñas librerías. Habla con sus dueños y hazles la propuesta de presentar tu libro en su librería. Si aceptan, cúrratelo (es tu trabajo, no el de los dueños de la librería) e invita a tu gente. ¿Cómo? a esto le dedicaremos otro post, porque tiene tela la cosa (si no te lo quieres perder, no te olvides de suscribirte a nuestro blog). Les puedes sugerir que tu libro esté en su escaparate unos días antes de la presentación. Incluso ofréceles tu ayuda para montar el escaparate (seguramente te lo agradecerán). Si ven, que con ello pueden vender unos cuantos ejemplares de tu libro en la presentación (incluso ese día puede hasta que superes la venta de los best sellers en la librería) no creo que te digan que no (aunque de todo hay). Yo lo conseguí:

Escaparate de la librería Argot 
(Castellón) marzo 2016.

-¿Que tu libro esté unos días en el escaparate, quiere decir que se producirán más ventas? Siento decirte que si no eres conocido, no. Es una satisfacción personal enorme ver tu libro en el escaparate de la librería de tu ciudad. Pero dime la verdad, basándote en la foto de arriba (en teoría no sabes quien soy, y por supuesto elimina mi presencia de la foto), ¿si tú vas paseando por Castellón y ves ese escaparate, entrarías a comprar mi libro? No mientas, no lo harías. A lo mejor entrarías en la librería invitado por escaparate, puede ser. Pero al segundo, olvidarías este libro cuando vieras el último de María Dueñas (no sé si te gusta, pero es por seguir citando a la misma autora), que es el que seguramente acabarías comprando.

-Otra cuestión es: ¿que tu libro esté distribuido en más librerías quiere decir que se venderá más? En el caso de autores/as no conocidos, no. Lo único que acarreara es un duro trabajo de distribución para la pequeña editorial o para ti. Y luego, un jaleo a la hora de cobrar los escasos ejemplares vendidos en cada una de ellas (2 en una, 4 en la otra, otro en la de más allá). Además de otro quebradero de cabeza para recuperar aquellos libros que no se han vendido para llevarlos a otra librería en la que sí que hay demanda. Pues con tiradas medias entre 50 y 100 ejemplares, ni la pequeña editorial ni tú (en el caso que sea autoedición) os podéis permitir imprimir más libros si una librería os solicita ejemplares, cuando hay 30-40 ejemplares distribuidos por ahí todavía sin vender. Se tendrán que ir recogiendo los ejemplares y llevarlos a la librería donde la gente va a comprarlos. En caso de autores/as no conocidos, las ventas se suelen centrar en una o dos librerías (más la de tu pueblo, si lo tienes). No compensa distribuirlo a diestro y a siniestro.

– Por lo tanto, no es preciso que tu libro esté en 100 librerías. Es mucho más práctico y rentable estar bien tratado y considerado en una, que pasar desapercibido en las otras 99. Si tú diriges a toda tu gente a comprar tu libro a esa librería, para ésta comenzarás a ser rentable. Y aunque sea por propio interés (no te olvides que las librerías son un negocio), te facilitarán que tu libro se venda en su librería pues será muy bueno para ambas partes. Es decir, cuida a tus lectores, pero también a tu/tus librería/s.

Como puedes ver, no es un camino de rosas que tu libro de autor desconocido esté en las librerías. Pero si eres constante, y granito a granito vas construyendo tu marca personal de escritor (en otro post hablaremos sobre ella), lo estará. Y quién sabe, si algún día llegará a las estanterías de las grandes librerías. Con esfuerzo y tesón, todo puede ser. ¡Ánimo!

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

6 comentarios en “Mi libro en la librería

  • esteban rodriguez28 enero, 2019, 11:08 am

    Una reflexión absolutamente realista. Me ha gustado mucho.

    Responder
    • Marta SenentMarta Senent28 enero, 2019, 11:17 am

      Muchas gracias por tu comentario Esteban.
      Me alegro que hayas percibido mi reflexión como realista.
      Un saludo,
      Marta

      Responder
  • Cristina Ribó28 enero, 2019, 4:33 pm

    Tú reflexión absolutamente cierta, por nuestras manos pasan cientos de libros que acaban siendo anónimos, el mejor vendedor de un libro siempre será su propio autor.

    Responder
    • Marta SenentMarta Senent29 enero, 2019, 10:41 am

      Muchas gracias Cristina por tu comentario.
      Como tú bien dices, en estos momentos el mejor vendedor es el propio autor. Los tiempos cambian y tenemos que adaptarnos a ellos.
      Un saludo,
      Marta

      Responder
  • Jerónimo Anaya28 enero, 2019, 6:43 pm

    Así es la obra de un escritor desconocido: pasa desapercibida aquella y él se siente desilusionado. Pero, como dices muy bien, hay que ilusionar a lectores y librerías. El autor a veces se sitúa en las quimeras; tus reflexiones, Marta, nos vuelven a la realidad, que es como es, aunque con nuestro esfuerzo y tus consejos el libro en el escaparate pueda llegar a un público un poco más numeroso.

    Responder
    • Marta SenentMarta Senent29 enero, 2019, 10:46 am

      Muchas gracias Jerónimo por tu comentario.
      Hoy en día dar a conocer tu libro es muy complicado. Pero debemos saber transmitir nuestra ilusión, tanto al lector como a las librerías. No es fácil, pero con esfuerzo todo se consigue.
      Un abrazo,
      Marta

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *