ENTREVISTA CON AGUSTÍN G. AGUADO, AUTOR DE “LA TERNURA DE LAS BESTIAS”

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Agustín G. Aguado. Este sábado 3 de marzo a las 19h nos presenta su primer libro “La ternura de las bestias” en la librería Vergüenza ajena de Madrid.

– (M) Buenos días Agustín.
– (G) Buenos días Marta.

– (M) Agustín, cuéntanos ¿Qué significa para ti ver publicado tu primer libro?
– (G) Sin duda resulta excitante. Lo describiría como una aventura que, milagrosamente, se ha podido llevar a cabo. Y en esto tengo que agradeceros vuestra generosidad sin límites y vuestra atención. Fue enviaros parte del texto por correo y recibir vuestra propuesta de publicación sin condiciones. Os aseguro que cuando comencé a escribir hace treinta y cinco años no existían estas editoriales, como la vuestra, que actúan como verdaderos francotiradores en una guerra tan difícil como es la edición literaria de autores noveles.

– (M) ¿Qué te motivó a escribir este libro?
– (G) Supongo que cuando reúnes una serie de relatos y los relees, tras un tiempo de estancia en la recámara del olvido, te vas dando cuenta de que existe una afinidad, un estilo común que quizá no buscabas, pero que terminan imponiéndose dentro de una unidad. Podría resultar pretencioso por mi parte, pero hay como una voz interior que da sentido a la narración pese a la disparidad de personajes. No obstante, mi voz se adapta, o al menos lo pretende, a modelos que pueden resultar disparatados, pero que siempre guardan una coherencia dentro de sus delirios de locos o visionarios. Son las bestias que he apadrinado en mi muestrario, pero bestias que aman y odian porque en el fondo no logran desprenderse de su humana condición. No sé, los quiero como un padre consciente de las monstruosidades que, a veces, pueden encerrar en su naturaleza. Que sean valorados o no por el lector es algo que ya no depende del autor.

– (M) Se trata de relatos breves, ¿de dónde surgen?, ¿van entrelazados?
– (A) Como ya te he comentado son el fruto de mi inclinación al mundo de lo onírico. Bestias que duermen en el magín de los sueños, pero que se mueven al compás de las pasiones. He tratado de situarlos al borde del caos, cederles el poder de aniquilar toda razón, toda lógica, pero si se leen con detenimiento se advierter que, pese a sus estigmas, no dejan de transitar por el mundo con su inocencia a cuestas. Otro arma que he procurado emplear es el humor, quizá para restarle acidez al drama de sus destinos de criaturas condenadas.

– (M)¿Qué hay de ti en los relatos?
– (A) Procuro, cuando escribo, desmarcarme de mí mismo. Sí, ya sé que tal cuestión ha sido central siempre en la convivencia del autor con su obra. Todos babearemos nuestro rastro de un modo u otro en nuestras páginas. Es algo inevitable, pero, en la medida de lo posible, intento situarme al margen de la narración. Hacer uso de la primera persona o del narrador omnisciente, da lo mismo si logras separar vivencia y creación. Con alguna técnica, y tras meteduras de pata que forman parte del juego, terminas construyendo un mundo que te resulta propio y familiar. Para tal fin, claro, necesitas destruir muchos folios y esperar bajo el flexo que sople el viento a tu favor.

– (M) ¿El narrador ha de tener un estilo que le caracterice?
– (A) Por supuesto. Confieso que en mis relatos, y así me lo expresan algunos amigos, puede haber un lenguaje excesivo que trata de mostrar, o de ocultar, el carácter de mis personajes. Quizá una prosa más sencilla podría resultar más convincente. Es aquello de más con menos… Pero quien a los diecisiete años leyó a Mujica Lainez o a Onetti (de quien guardo una dedicatoria personal como un tesoro), no puede andar economizando en su estilo. Supongo que es cuestión de preferencias, nada más.

– (M) ¿Tienes más proyectos en mente?
– (A) Sí, y más después de conseguir la publicación de este libro de relatos, que tan generosamente me habéis editado y que presentaré, con toda la ilusión del mundo, el próximo 3 de marzo en la librería Vergüenza Ajena de Madrid. Aprovecho la ocasión para invitaros a todos los que queráis asistir. Animado por dicha consecución y, tras quedar finalista en un concurso de tanto arraigo como el Certamen Literario Ciudad de Martos, 2017, me he decidido a escribir mi primera novela corta con la ilusión de un niño, que es la mejor de las ilusiones, me parece a mí. Después de casi veinticinco años sin escribir ni un crucigrama, creo que me ha llegado la hora de volver a retomar la pluma y el tintero.

– (M) Muchas gracias Agustín por contestar a mis preguntas y que vaya genial la presentación del sábado.
– (A) Quisiera agradecerte una vez más, Marta, tu generosidad y tu entrega. Gracias por todo.

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.
MARTA SENENT RAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *