Entrevista a Marta Márquez

Hoy entrevistamos a Marta Márquez, que nos presenta su novela Entre sombras.

¿Cómo te sientes ante la publicación del libro?

Emocionada, ilusionada y un poco asustada, la verdad. Es como un sueño hecho realidad. Desde que empecé a escribir, hace ya muchos años, una de las cosas que siempre he querido hacer es poder publicar un libro, compartir con otros la misma ilusión que yo sentía cuando recorría aventuras junto a mis personajes a través de las páginas. Espero ser capaz de evocar en los lectores esa ilusión, el placer de poder disfrutar por un rato de una aventura mágica en la que todo es posible.

¿Qué nos puedes contar sobre él?

Mucho y nada. Siempre me ha costado hablar de mis libros porque no quiero destripar nada, prefiero que sea la gente la que descubra sus secretos cuando lo abra y se adentre en el mundo que he creado. No obstante sí puedo decir que es “lo mismo de siempre” pero con mis toques personales. Mucha gente busca la originalidad ante todo, pero no todo lo original es bueno, y no todo lo tradicional es malo. Muchas historias, tanto en el cine como en la literatura, triunfan porque son “lo mismo de siempre”, porque en el fondo es ese plato de huevos fritos con patatas que no nos cansamos de comer, aunque a veces lo condimentemos con especias para darle un toque original y distinto. Hay muchos lectores a los que les gusta un género determinado, y lo que buscan es eso, elementos que ya le son conocidos pero con algo que hace que el libro sea distinto de lo anterior.

Eso es lo que he pretendido con este libro. En él hay elementos de misterio, aventuras y un toque de romance entre los protagonistas, pero he querido romper con algunos estereotipos que solemos encontrarnos en este tipo de novelas. Los personajes son gente de la calle, como podríamos ser nosotros mismos, o nuestros vecinos, simples funcionarios no superhéroes. Aunque se enfrenten a criaturas sobrenaturales, al final sus problemas, sus dudas y sus miedos son los mismos a los que nos podríamos enfrentar cualquiera de nosotros. Se enfadan por tonterías, y dudan de si lo que están haciendo es lo correcto, y se ríen y salen a tomar unas cervezas con los amigos, como lo haríamos cualquiera de nosotros. Ese mundo fantástico en el que viven, al fin y al cabo es tan real como el nuestro, y los monstruos a los que se enfrentan no son peores que a los que nos tenemos que enfrentar nosotros mismos.

Las criaturas sobrenaturales que aparecen en él también son las típicas a las que estamos acostumbrados; hombres lobo, vampiros, magos y sociedades secretas. Sin embargo he querido jugar con los estereotipos y las leyendas tradicionales de nuestro mundo, y el hecho de que no todo lo que creemos saber es cierto. Para ello me he centrado en la conducta real de los perros y los lobos para construir mis hombres lobo, alejándome de ideas desfasadas como la teoría del Lobo Alfa tirano que mantiene sometidos a sus subordinados por la fuerza. En el libro intento plasmar más de una década trabajando con perros, acudiendo a seminarios sobre perros y lobos de mano de reconocidos etólogos y adiestradores y leyendo sobre estos animales, y creo que el resultado es satisfactorio. Mis criaturas sobrenaturales tienen una dimensión que no he visto en ningún otro libro del género, y creo que a los que de verdad les gusten estos animales les puede gustar.

¿Cómo fue el proceso de creación?

Podría definirlo con un ordenador portátil y una Coca-Cola, pero evocar realmente lo que supuso para mí escribir este libro es difícil, ya que no es sólo la parte técnica. Podría perderme en detalles hablando de la parte técnica, de cómo construí los personajes, de cómo creé un guión y un primero boceto que no me terminó de gustar, y que terminé reescribiendo casi por completo, pero mucha gente ya habla de eso. Lo que recuerdo realmente del proceso de creación son tardes en la terraza al fresco, o dentro de casa cuando hacía frío, o aprovechar los descansos en el trabajo para sumergirme de nuevo en sus páginas. Recuerdo escribir hasta entrada la madrugada, acompañada tan sólo del silencio y la música que resonaba en mis cascos. Sobre todo, recuerdo mi fiel portátil y un pendrive que me acompañaba a todas partes. Fue algo mágico, ver cómo iba tomando forma y dejaba de ser una idea en mi mente para convertirse en una realidad plasmada en las páginas, en capítulos que se iban acumulando, en misterios que se iban desvelando y una aventura que se iba desarrollando linea a linea.

¿Cuál fue tu inspiración?

Principalmente, mis perros. Siempre me han gustado los hombres lobo y siempre me ha gustado el género fantástico, pero una cosa que siempre me chirriaba era que el comportamiento que mostraban los hombres lobo de la ficción distaba mucho de ser el real. En la ficción siempre nos encontramos, o bien con el hombre que se convierte en una bestia violenta e incontrolable, o bien con el Lobo Alfa tirano que mantiene sometidos a sus subordinados por la fuerza. Yo intenté imaginarme cómo sería el comportamiento real de un hombre lobo si estos existiesen, y al final acabé con dos especies; los licántropos reales, que se estructuran de manera idéntica a cómo lo hacen los lobos, es decir, una pareja reproductora y sus hijos, y la variante doméstica, los hombres perro, que viven en las ciudades y tienen un comportamiento muy parecido al de nuestros mejores amigos y son víctima tanto de sus virtudes como de sus defectos.

También obtuve gran parte de mi inspiración de interminables charlas con mis amigas, en especial con mi amiga Tania, con quien desayunaba casi todos los días, y con mi amiga Yoli, con la que jugaba habitualmente a juegos de rol como Dungeons & Dragons y los juegos de Mundo de Tinieblas. Las dos me ayudaron un montón con sus consejos, no sólo a construir este libro, sino también a mejorar como escritora. En una de esas charlas en las que comentábamos justamente el comportamiento de los hombres lobo, y de los lobos en general, en la ficción, surgió un muy español; “a que no hay huevos”, y por supuesto yo le dije a mi amiga que me sujetase la cerveza. Aquel fue el comienzo de una aventura que nunca imaginé que terminaría aquí, ya que hasta el momento siempre había escrito principalmente fantasía épica, con guerreros y dragones. Sin embargo, a medida que me fui sumergiendo más y más en mi propia creación, me fui enamorando todavía más del género y me sentí tan cómoda que fue como encontrarme finalmente en casa.

¿Qué hay de ti en este libro?

Mucho, la verdad. He puesto literalmente mi alma en este libro. Mi pasión por los perros es algo que está plasmado en todas las páginas, pero no es lo único. Hay un personaje que es lo que llamaríamos un “friki”, el típico jugador de rol y de videojuegos, que está muy fuertemente inspirado en mis amigos jugadores. No es nadie en concreto, es, digamos, una mezcla de todos y ninguno, un intento de retratar un verdadero friki y gamer basándome en mis propias experiencias después de muchos años perteneciendo a ese submundo. Al igual que pasa con los lobos y los perros, la visión que generalmente se manifiesta de un jugador de rol o de videojuegos en la mayoría de producciones de Hollywood no es real. Un jugador de rol es una persona tan normal como cualquiera, lo único es que algunos se van a jugar al fútbol los sábados por la tarde, otros se van de compras y nosotros nos reunimos alrededor de una mesa con Coca-Cola, ganchitos y unos dados. Esa normalidad es la que he pretendido reflejar con este personaje.

Se podría decir que el libro es un reflejo de la normalidad que yo conozco, donde los personajes que aparecen, incluso dentro de un mundo irreal, son igual que tú y yo. Sus opiniones podrían ser las de cualquier persona, y sus sentimientos no están alejados de lo que sentimos nosotros. Los malos no son tan malos, y los buenos no son tan buenos, y se equivocan constantemente, y dudan, y tienen miedo, y aman y desean como cualquiera. No pertenecen a una realidad inalcanzable, ni a un mundo de lujos imposibles e inimaginables que la mayoría de nosotros vemos desde la barrera como si fuese una especie de planeta exótico y extraño. Mis personajes se quejan del precio de la gasolina, tienen armarios humildes con lo justo para salir del paso y por la noche tienen miedo porque a veces hay monstruos disfrazados con pieles humanas.

¿Tienes más proyectos en mente?

Sí, estoy actualmente trabajando en el esquema de la segunda parte de éste. Me gusta huir de las trilogías, prefiero las series con capítulos autoconclusivos con un hilo conductor, porque al final muchos segundos libros se convierten en puentes entre el primero y el tercero y no son tan buenos. En el segundo profundizaré más en todo el misterio, los personajes se enfrentarán a nuevos retos y todo este arco se cerrará para abrir una nueva realidad y nuevos problemas para ellos.

También tengo en mente otro proyecto, un mundo de fantasía algo más tradicional pero huyendo un poco de las historias épicas de batallas y guerreros. Un grupo de personajes dispares se unirán para resolver un misterio, y tendrá un giro argumental bastante fuerte al final. Todavía no es más que una idea pero es un proyecto con el que estoy bastante ilusionada y que espero que se haga una realidad lo antes posible.

Hazte con tu ejemplar AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *