Blog

Bienvenidos al blog de ACEN Editorial

Cómo redactar la contraportada de tu libro

Ya has escrito tu libro, ya tienes editorial, ahora hay que ponerse a trabajar en la edición del libro. La editorial te pedirá que le envíes una breve biografía tuya, junto con una fotografía (para colocarlas ambas en una de las solapas de tu libro). También es posible que te pida que redactes un texto para la contraportada.

Y entonces, es cuando te empiezan a surgir las dudas ¿Qué cuento de mi biografía y qué no? Una foto, ¿qué clase de foto? ¿Y qué pongo en el texto de la contraportada? Son dudas de lo más normales si se trata de tu primer libro. En este artículo trataré de darte unas pautas básicas para que puedas tenerlo todo preparado cuando la editorial te lo pida.

La foto.

Como hemos dicho, es la foto que irá en una de las solapas de tu libro, normalmente en la parte superior (bajo ella irá tu biografía). Debe de ser una foto que diga algo de ti, y a poder ser, también algo del libro. No sirve ni la típica foto de carnet, ni una foto de cuerpo entero en medio de algún lugar cualquiera. Pues tú debes ser el protagonista de la foto, no el lugar ni la situación.

Te pongo como ejemplo de buenas fotos para la solapa: la fotografía que Francesc Bellmunt nos envió para su libro “Les ombres de la Valltorta” (Las sombras de la Valltorta). La Valltorta es el valle donde se desarrolla su novela. En la foto vemos a Francesc en primer plano y tras él el valle de la Valltorta, muy buena foto sin duda para la solapa de su libro.

Otra foto que nos encanta para poner en la solapa es la de Nina Peña abrazando su primer libro. No es un primer plano de la autora (que sería lo más común), pero transmite su amor por la literatura y por sus libros.

Otro ejemplo de buena foto sería el de Fabienne Tremblé en “Personas verbales”. Uuna foto optimista, fresca y que invita a querer leer lo que ha escrito esta autora.

 

Francesc Bellmunt-autor      Nina Peña     

 

 

La biografía.

Aquí no has de poner todo tu currículum, con todos tus títulos, cursos… ha de ser más breve y debe estar redactado (normalmente en 3ªpersona). Un ejemplo sería:

Fulanito/a de tal (19..) nacido en tal sitio. Cursó sus estudios en este sito en concreto y es titulado/a en tal cosa.
Hasta aquí tus datos de currículum, tampoco digas mucho más. A partir de ahora cuenta tu vinculación con el mundo literario:

Es autor de tal libro, o tiene publicado tal relato en tal libro.
Si no se tiene nada publicado, se puede decir:

Ávido lector, apasionado a la literatura/escritura desde que recuerda, o empezó a escribir cuando…
Y se puede terminar hablando del libro que se publica:

En este libro el autor/a ha querido apostar por otro género (si es que tienes otros libros), o el autor/a con este libro pretende que la persona que lo lea…
Existen muchas fórmulas para redactar este final. Pero ten en cuenta que hay muy poco espacio en la solapa (en la que además irá tu foto), cuando más te extiendas más pequeña tendrá que ser la letra y tu biografía será menos atractiva a la vista.

Texto de la contraportada.

Breve, por favor, no más de 10-15 líneas. Piensa, que cuando alguien ve un libro, tras llamarle la atención la portada, lo primero que lee es la contraportada. Es tu mayor oportunidad de conquistar a ese posible lector. ¿Y qué tiene que decir en este texto?

Pues debe contar lo que el lector va a encontrar en el libro pero sin decirlo, dejándole siempre con la miel en la boca, despertando su curiosidad. Una táctica fácil es formular una pregunta, por ejemplo: ¿Qué pasaría si un día te levantases por la mañana y no hubiese nadie más en la tierra? Le estás contando al posible lector el comienzo del libro, de qué va, pero sin desvelarle nada de la historia que vendrá después. Pero éste ya sabe que se debe tratar de un libro de ciencia ficción, y si le gusta este género, ya sabe por dónde irán los tiros. Puedes continuar hablando de la trama, si hay algún personaje especial, si se desarrolla en algún lugar o época, y cómo ello influirá en la historia. Pero no le cuentes la historia, eh!

Esto sería en caso de narrativa, claro está. Pero si se trata de otro género, la diferencia no es tanta. Si es un ensayo por ejemplo, deberás contar al posible lector de qué va éste e incitarle a que lo lea proponiéndole algunas cuestiones. En poesía lo mismo, ¿qué se va a encontrar el lector? poesía romántica, de desamor, de amor, de denuncia…, qué sentimientos has querido transmitir con este libro. E igual con relatos breves, ¿qué es lo que une estos relatos, qué le van a aportar al lector…?
La contraportada debe incitar a la lectura del libro. Es tu mejor publicidad una vez la persona tiene tu libro en tus manos. ¡Aprovéchala!

Estos son unos consejos básicos, pero lo mejor es observar los libros que tienes a mano, tomarlos de ejemplo, y coger lo que más te guste de cada uno de ellos.
Bueno, espero que te haya sido de utilidad este artículo.

 

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.
MARTA SENENT RAMOS

Entrevista a Román González Camas

Hoy hablamos con Román sobre su primer libro “No es por ti (empo) es por mí (edo)” y su presentación mañana viernes 3 de noviembre a las 19h en librería Porteo.

-(M) Hola Román ¿Qué tal? ¿Nervioso?

-(R) Sí, un poquillo.

-(M) Bueno, cuéntanos: ¿Cómo es ver publicado tu primer libro? ¿Ilusionado, nervioso?
-(R) Impresionado. Yo creo que el escritor debe tener un punto de ambición, o de vanidad bien llevada, que le permita creer que algún día verá su obra publicada. De ahí a que finalmente eso suceda hay un mundo. Ahora mismo, creo que me encuentro en la fase de aceptación. Es un sueño.

-(M) ¿Qué te motivó a escribir este libro?
Desde pequeño siempre quise dedicarme a la ficción de algún modo u otro y a los once años comencé a escribir relatos más o menos extensos. Pero creo que la verdadera razón por la que escribo es porque es más barato que hacer cine, al menos en la fase creativa. En cuanto a este libro en particular, no estaba en mis planes: apareció sin pedir permiso.

-(M) Se trata de microrrelatos, ¿de dónde surgen? ¿Van enlazados?
-(R) Hace un año y medio aproximadamente topé en la red social Twitter con los microcuentos de la presentadora Mónica Carrillo y con los aforismos del cineasta Rodrigo Cortés, muy del estilo de las greguerías de Gómez de la Serna. A pesar de ser un género literario menor o denostado por muchos, entendí que la limitación de los ciento cuarenta caracteres de Twitter me permitía comprimir una larga historia en pequeñas palabras, sirviéndome de la metáfora, de los juegos de palabras o incluso de la prosa poética, y la interacción con el lector es más profunda que en la novela porque siempre necesita de su interpretación personal para que el cuento cobre un significado completo. Cuando llevaba unos quinientos pensé que sería una lástima no ver publicada una recopilación.

En cuanto a la relación que pudiesen tener entre sí, el libro es una recopilación de unos 260 microrrelatos aproximadamente, agrupados en tres secciones o capítulos: “cuentos con lupa”, “cavilaciones a sorbos pequeños” y “miradas fugaces por el retrovisor”, lo suficientemente ambiguos para que sea el lector quien decida de qué trata cada uno de ellos.

El título del libro es No es por ti (empo). Es por mí (edo) que, además, es el microrrelato con el que cierras. ¿Por qué elegiste éste precisamente para titularlo?

Me atraía la idea de que el título no pudiese entenderse si se lo leías a alguien en voz alta, al menos, de primeras. En realidad, es una declaración de intenciones: con cada pequeño cuento busco que el lector se pare un segundo, casi como cuando ves un rayo y esperas con la mente en blanco a que se escuche el estruendo.

-(M)¿Qué hay de ti en estos relatos?
-(R) Esta pregunta me la han hecho en muchas ocasiones. Evidentemente, hablo del amor y el desamor porque me ha tocado muy de cerca y, al final y al cabo, empecé a escribirlos como modo de expresarme o como terapia quizá. Pero también hay mucho de ironía o crítica social sin que el amor medie en ninguna de sus vertientes. En definitiva, es una recopilación de lo que he visto y vivido, después de haberlo digerido mejor o peor.

-(M) ¿Tienes más proyectos en mente?
-(R) Algo hay, pero es que siempre lo ha habido. Constantemente me surgen ideas que voy anotando y enumerando en diferentes hojas de papel. Pero, mientras se sigan confundiendo con listas de la compra, no merece mucho la pena hablar de ello.

Muchas gracias Román por contestarme a estas preguntas y mucha suerte en la presentación de mañana.

-(R) Gracias a ti Marta

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

La importancia de entregar a la editorial un manuscrito (casi) sin errores

Errores: ortográficos, de puntuación, de estilo, erratas… Es prácticamente imposible encontrar un libro sin alguno, o varios, de estos errores. A pesar que el autor/a no cometa faltas de ortografía, ni de puntuación, etc. y que haya un buen personal corrector en la editorial, siempre hay erratas que se escapan, somos humanos, no máquinas. Y por lo tanto, es completamente normal que cometamos, o se nos pase, algún fallo. Pero aún así, debemos procurar que éstos sean los menos posibles.

En ACEN Editorial recibimos unos cuantos manuscritos cada día. Como es comprensible, no los podemos publicar todos. Además que esto sería imposible, pues no podemos publicar 1000 libros al año, algunos no tienen calidad suficiente, otros su historia o sus versos carecen de atractivo. Pero ¿qué suele pasar cuando un manuscrito tiene algo interesante pero está lleno de errores? Que se descarta. Pues si la persona que lo ha escrito no ha cuidado este aspecto, probablemente tampoco le habrá preocupado mucho el resto.

Si el equipo que ha de valorar el manuscrito, se encuentra con, por ejemplo, 4 obras para valorar en un día, y en una de ellas en la primera página detecta 3-4 errores (del tipo que sea) ¿Qué pensáis que hará? Efectivamente, la descartará. Además, que con toda probabilidad, al distraerle estos errores de la lectura, no se habrá podido centrar en la historia, pues éstos habrán desviado su atención de ella y quizá no podrá ver su posible calidad. Una pena.

Por otro lado, si al final, a pesar de estos 3-4 errores de media por página, la persona que valora puede ver más allá y la editorial acepta publicar la obra, se tendrán que corregir. Aquí ya no entro en quién debe asumir la corrección. Esto depende de la editorial. Pero lo que sí que quiero señalar es que no es igual limpiar una playa tras la noche de San Juan, que una mañana normal.

Es decir, seguro que el día después de la fiesta recojo muchísimos desechos, sí. Pero también con toda probabilidad me deje colillas, envoltorios de chicle o incluso un trozo de vidrio. Con lo peligroso que es. Y diré, sí me he dejado cosas, pero no sabes la enorme cantidad que he recogido, lo que ha hecho que no viera lo más pequeño. En cambio, un día normal, es más fácil que vea la colilla, el pequeño papel, o el trozo de vidrio ¿Verdad? Pues lo mismo le sucede a una persona que corrige un escrito con muchos errores, frente a otro escrito que prácticamente no tiene. En este último es mucho más sencillo detectar esos pequeños errores que siempre quedan.

Hay autores/as que cuando te entregan el manuscrito te dicen: Por favor no os fijéis en los errores, valorarme la historia. Es muy complicado. Repito, alguien que no cuida este aspecto de su obra, casi seguro que no cuida el resto.

Un consejo: tenéis en el Word una herramienta que es el corrector ortográfico. No es infalible, por supuesto, pero ayuda mucho. A veces, sólo pasando este corrector hemos corregido, sin exagerar, 7 u 8 erratas por página de un manuscrito recibido. Esto nos indica que habrá muchos más errores seguramente, pues el corrector no lo detecta todo ni mucho menos. No cuesta nada pasarlo, o tenerlo encendido mientras escribes. Te será muy útil y te detectará bastantes erratas. No todas, repito, y a veces se equivoca, por eso has de estar pendiente de lo que te va señalando. Tener un diccionario al lado o consultar la RAE, nunca está de más.

Otro consejo: si sabes que cometes bastantes errores, por lo que sea, y no te ves capaz de corregirlos, para eso están los amigos. Pídele a uno de ellos que te eche una mano y te corrija el texto. Y de paso, que te dé su sincera opinión. A falta de amistades, hay personas que se dedican a la corrección profesionalmente. Este dinero estará muy empleado si de verdad sueñas con ver publicado tu libro.

Y por último: no hay nada como leer mucho y a muchos para mejorar tu forma de escribir y cometer menos errores.

Espero que te haya sido de utilidad este artículo. Cualquier duda o sugerencia, puedes dejarme un comentario. Te lo responderé encantada.

 

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

 

¿Quieres leer mi libro?

En papel: Clica aquí

En e-book: Clica aquí

Cómo escribir diálogos y no parecer un robot de otro planeta

Una de las partes más complejas a la hora de escribir un relato es la utilización de diálogos. Muchos autores incluso intentan esquivarlos debido a su complejidad. Pero al miedo hay que enfrentarse con valentía y solo conseguiremos un diálogo que suene natural con la técnica del ensayo-error.

Porque sí, hay que equivocarse. A escribir se aprende escribiendo y leyendo, como el montar en bicicleta se aprende montando sin ruedines de atrás y cayéndose.
Uno de los principales puntos en la construcción de diálogos es la naturalidad. El autor debe despojarse de sus propios pensamientos, del qué pensará el lector si cree que yo pienso lo mismo de lo que dice este personaje.

Tenemos que poner por base que los personajes son variopintos y no tienen por qué comulgar con lo que el autor opina. Uno de los puntos principales para que el diálogo parezca natural y la historia real es no buscar palabras enrevesadas, muchas veces cuanto más simple más credibilidad daremos.

Pongamos este ejemplo, imaginemos que tenemos dos personajes que comienzan un discurso y el autor lo plasmara así:

—¡Córcholis! Qué difícil es escribir un diálogo natural —exhortó el escritor.
—Sí, es cierto —exclamó su ayudante.

 

Lo primero que vemos en el diálogo es la antinaturalidad. Pocas personas utilizan en el siglo XXI la expresión córcholis, al menos de forma habitual ¿Por qué no utilizar una palabra más natural aunque yo como autor sea muy educado? Tampoco decimos que nos pasemos y entremos en la vulgaridad total (siempre dependiendo del perfil del personaje, no es lo mismo un ladrón de baja alcurnia que podrá utilizar cientos de tacos que el ministro de un país que cuidará más su lenguaje). Quizás un “Joder” sería una opción más natural y creíble.
Igualmente en la utilización de verbos que introducen la explicación, no deberíamos abusar de expresiones rebuscadas siendo siempre mejor utilizar verbos como dijo, respondió, etc…Es decir, algo natural (siempre sin que caigamos en el error de repetirlos excesivamente) A veces no hace falta utilizarlos cuando la conversación es entre dos individuos, no es necesario explicar quién dice qué en cada frase.

Viendo esto el diálogo sería más natural de esta manera:

—¡Joder!¿Tan complicado es escribir un diálogo? Leyendo tus obras creí que sería más sencillo —dijo el escritor.
—A mí me costó muchas horas de escritura, pero aprenderás —respondió su ayudante.

Un buen truco para saber si el diálogo construido es antinatural o suena bien, es leerlo en voz alta; si algo te chirría, mejor romper la hoja y rehacerlo de nuevo.
Si tuviéramos que comentar los dos fallos que más se producen a la hora de construir diálogos deberíamos hablar de los siguientes:

• Cada personaje suelta su discurso convirtiendo el diálogo en un monólogo.
• A veces, el escritor se pierde y no sabe realmente quién está hablando cuando hay varios personajes interactuando.

Sobre los diálogos hay un mundo por delante, todo depende del personaje, de cómo piense, del entorno en que se mueva, de sus vivencias y de a quién se dirija. Además a través de los diálogos se pueden explicar muchas cosas: un lugar, un hecho, un dato histórico, lo que no se ve, lo que se intuye y lo que se quiere ocultar.
El único truco para construir diálogos que suenen a verdad es equivocándonos, solo así aprenderemos a escribirlos.

Estos pequeños consejos pueden ayudarte en la construcción de tus diálogos: escucha el habla de la calle. Evita el excesivo decoro y no ser pomposo. Establece un registro lingüístico, que cada personaje sea diferente y no sean clones. Al igual que en el mundo real cada uno habla de una manera distinta. No abusar del verbo decir pero tampoco utilizar verbos estrambóticos. Documéntate sobre el habla de la época, no habla igual Sancho Panza que Christian Grey de “50 Sombras…” Cuidado con los personajes monologuistas. A veces hay que utilizar silencios, ponte en el lugar del otro y sé consciente de que a veces te han preguntado algo y no has contestado, en la literatura es igual. No expliques, avanza. El oído es el único juez: lee en voz alta y si te convence es que lo has hecho bien.

Y recuerda, ante la duda, lee. Lee mucho y escribe mucho.

Naci un otoño del 82 mientras Isabel Allende lanzaba su primera novela y las hojas amarilleaban en Madrid.
Treinta y un años después se editó la mía: “Parecían sombras”. Desde entonces escribo todo lo que se me ocurre: poesía, más novelas, microrrelatos…
Mi cita favorita viene de otro escritor: “El que resiste, gana”.
Mientras tanto vivo y soy feliz.

ÁNGEL M. CASTILLO DE LAS PEÑAS

¿Conoces la última novela de Ángel Castillo? Pincha aquí 

Entrevista a Manuel Molina, autor de la novela “Arena en la garganta”

Hoy entrevistamos a Manuel Molina, autor de la novela “Arena en la Garganta” (ACEN, 2017), con motivo de la presentación que realizará de ésta el próximo viernes 20 de octubre en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Sus anteriores presentaciones tuvieron muy buena acogida, seguro que esta también la tendrá.

Buenos días Manuel, ante todo enhorabuena por el éxito que está teniendo tu novela.

Muchas gracias a ACEN Editorial por darme esta oportunidad.

Si no te importa, me encantaría formularte unas cuantas preguntas sobre “Arena en la garganta” para que los lectores/as puedan conocerte un poco más.

Sí, por supuesto. Adelante.

¿Qué te motivó a escribir esta novela?

Todo comenzó cuando termine mis estudios universitarios y el panorama laboral estaba muy complicado. Comencé a leer a grandes autores como Hemingway, Faulkner, Vargas Llosa, García Márquez o Miguel Delibes. Sumergido en sus páginas el “gusanillo” de la escritura empezó a moverse dentro de mí. Comencé a escribir en redes sociales y blogs para desahogar la impotencia de no encontrar un trabajo, y publiqué varios relatos cortos en libros de antologías.

Animado por un buen amigo que solía leer mis relatos, y que observó en mi algo de talento, me embarqué en un proyecto más serio y laborioso.  La literatura comenzaba a ocupar mis días ociosos y desamparados y todo cobraba un sentido.

En 2011 nació “Arena en la garganta”, una novela de sentimientos. Páginas  que acunan  historias de amistad, de nostalgia, y de ese doble filo agridulce que nos plantea la vida. La infancia se solapa con la vejez en un mismo personaje, Ernesto, y la tierra, las raíces y los recuerdos se enfrentan al metal y a lo deshumanizado. Vivimos  los últimos días de un hombre enquistado en las calles de su pueblo, con una deuda moral que  le hace enfrentarse a sí mismo y a todo su entorno.

¿Te has inspirado en alguien para crear a los personajes? ¿Te identificas con alguno de ellos?

Aunque la novela es  ficción, no cabe duda que uno se inspira en lo que ha vivido. Mis personajes son caricaturas de mis recuerdos. Cada uno de ellos se compone por un complejo puzle de sentimientos como la nostalgia, el miedo, la tristeza, la niñez, la familia o el paso de los años.

¿Qué destacarías de Arena en la garganta?

Que es una novela humana. Es una historia de amistad y de cómo el tiempo nos engulle a todos dejando tareas pendientes. He intentado que las páginas conmuevan y hagan reír a partes iguales.

¿Qué te ha aportado escribir “Arena en la garganta”?

Esta novela me ayudo a cubrir unas horas perdidas. Con ella dejé de obsesionarme por un futuro oscuro y dio luz al presente. Arena en la garganta ha conseguido que personas que hacía mucho tiempo que  no leían cojan de nuevo un libro, y eso es una inmensa satisfacción.  Pero sobre todo descubrió en mí un oficio que se ha convertido en una vocación.

¿Tienes algún proyecto literario en mente?

Tengo varios proyectos entre manos. Una novela escrita que está reposando en “barrica” como el buen vino, y un par de proyectos esquematizados aun sin escribir. Intento no dejar espacios  de tiempo en blanco, y cuando estoy escribiendo una novela pretendo mantenerme en alerta y buscar nuevas historias que contar.

¿Qué ha sido para ti publicar con Acen Editorial?

Acen me dio la oportunidad de “nacer” como escritor. De plasmar en papel un sueño y ponerlo sobre las manos de lectores desconocidos. El mundo editorial es muy complicado para nuevos autores y Acen apostó por mí, por mis historias, y por ello le estaré siempre agradecido.

Muchas gracias Manuel por contestar a mis preguntas. Y por cierto, que vaya muy bien la presentación del sábado.

Puedes comprar su novela en cualquiera de nuestros puntos de venta, o pinchando aquí

 

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

Entrevista a José Ángel Gozalo

Hoy charlamos con José Ángel Gozalo, autor del libro de microrrelatos “Crónicas de los micromundos”, que se presenta este jueves 18 de octubre a las 19h en Bibliocafé (Valencia).

(M) -Buenas tardes José Ángel ¿Qué tal?

(JA) -Buenas tardes Marta. Muy bien.

(M) -Bueno, cuéntanos ¿Cómo es ver publicado tu primer libro? ¿Ilusionado, nervioso?
(JA) -Es un sueño que pensé que nunca se cumpliría. Pero gracias a  ACEN editorial, y a ti por supuesto, por fin se va ha hacer realidad.
Apostaste por el libro desde el primer momento dándome la oportunidad que (sin tener que poner dinero de mi propio bolsillo) nadie antes me había brindado.
Gracias a tu trabajo todo ha sido muy fácil.
A medida que se aproxima el momento me siento mayormente ilusionado. Pero también confieso que algo nervioso, pues siempre existe la incertidumbre de si aquello en lo que has depositado tanto esfuerzo gustará a los lectores.

(M) – Gracias por tus palabras José Ángel. Y siguiendo con el libro, ¿qué te motivó a escribir este libro?
(JA) -La misma razón que a cualquier otro escritor: Me encanta escribir.
Comenzó como una afición, consecuencia inequívoca de mis lecturas y poco a poco ha ido cobrando protagonismo en mi vida, hasta tal punto que no concibo mi día a día sin hacerlo.

(M) -Se trata de un libro de microrrelatos ¿de dónde surgen? ¿Van enlazados?
(JA)Es una recopilación seleccionada de los mejores microrrelatos que he escrito en los últimos cinco años. Aunque claro, como los he elegido yo mismo supongo que algunos buenos se han quedado por el camino o viceversa.
Algunos los he escrito para participar en concursos literarios. Y otros en cambio se me ocurrieron un día cualquiera porque sí y nunca han viajado más allá del ordenador dónde nacieron.

(M) -¿Qué hay de ti en estos relatos?
(JA) -Bueno Marta, esa si es una pregunta difícil (risas).

Quizás haya mucho más de mí en los relatos que escribo de lo que quisiera contar. Supongo que inconscientemente, plasmo en ellos parte de mis temores, sentimientos y pensamientos.
Por ejemplo, tengo un relato dedicado al Alzhéimer y algunos otros relatos que giran en torno al desamor y la soledad, a cuyos protagonistas se lo hago pasar realmente mal.
Y es que ¿Quién no tiene miedo a envejecer y olvidarse de sí mismo y todavía peor, de sus seres queridos?
¿Quién, en algún momento de su vida no sufre por amor o teniendo la certeza de su muerte, experimenta la incertidumbre de no saber si ello significará el final de todo?

Te puedo contar que el libro incluye dos poesías dedicadas a mi mujer narradas en primera persona y son de lo más sincero que he escrito nunca.
Tal vez, lo más llamativo o con lo que más se queda la gente es con los relatos de terror donde abundan la sangre y los asesinatos, que también los hay en el libro.
Es por eso que me consideran un poco sádico (a pesar de que yo no mataría ni a una mosca).

Hubo una persona, especialista en criminología que me dijo en una ocasión que si era capaz de imaginarlo también lo era de llevarlo a cabo.
Pero nada más lejos de la realidad.

(M) -¿Cuál es tu proceso de inspiración y de creación?
(JA) -El caso es que la inspiración parece jugar conmigo a su antojo.
Casi siempre que la busco frente al teclado no la encuentro. Es huidiza y cuando se digna a visitarme requiere de toda mi atención o de lo contrario me abandona rápidamente.
Muchas veces, durante mis largos paseos con mi perro como única compañía, se me ocurren ideas que en ese preciso instante me parecen geniales. Afortunadamente, siempre tengo a mano el teléfono para grabarlas en Audio.

¡Tendrías que ver la cara que se le queda a la gente!

En mi faceta poética tengo la inmensa suerte amar a alguien de verdad y eso obra en gran medida el milagro de poder escribir de corazón.
En lo contrario, es decir, la cruda realidad y el sufrimiento, basta con tomar conciencia de la maldad intrínseca en el género humano. La historia es buena muestra de ello y en los telediarios lo vemos a diario.
Cuando se me ocurre un relato y estoy en casa, suelo dejarlo todo de lado y me ausento del mundo hasta que lo tengo escrito. No importa que sea de madrugada.

(M) -¿Tienes más proyectos en mente?
(JA) -Pues sí. Después de largo tiempo revoloteando en mi cabeza, por fin he conseguido hilar la trama de una novela de intriga la cual me hallo escribiendo en estos momentos. Son muchas horas robadas al sueño pero vale la pena.
Ya tengo definidos los personajes y finalizado el primer capítulo, por lo que espero que este año proximo ya esté terminada.
La novela transcurre entre Shanghái y París y la protagonista es una joven espía. Se enfrentará a una terrible amenaza muy real para la humanidad que en estos momentos podría estar gestándose ante nuestros ojos sin que nadie lo sepa.
Hasta ahí puedo contar…

(M) -¡Qué interesante! Nos dejas intrigados…. Bueno, y presentas tu libro el próximo miércoles 18 de octubre ¿Verdad?
(JA) -Cierto, el libro se presentara el miércoles 18 de octubre a las siete de la tarde en la librería Bibliocafé de Valencia.
Será un pequeño acto donde hablaré un poco del libro, se leerán algunos relatos del mismo y la gente podrá formularme preguntas.
Estáis todos invitados a compartir el momento conmigo. Y si conocéis a alguien a quien le pueda interesar hacédselo saber por si también quiere asistir.
Os espero, muchas gracias por leer esta entrevista hasta el final.

(M) -Muchas gracias José Ángel por contestar a mis preguntas, y espero que vaya genial la presentación de tu libro.

(JA) -Gracias Marta.

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

Cómo distribuir tu obra y no morir en el intento

Abrir el buzón y encontrarte con ese “hijo” del que todo escritor habla cuando lo ve por primera vez. Qué guapo, qué orgulloso estoy de él. Felicidad absoluta.

Pero, ¿y ahora qué? Muchas editoriales distribuyen el libro publicado por diferentes vías: página web de la editorial, páginas de venta de libros electrónicos y con un poco de suerte, en librerías. Y a no ser que salgas en la televisión donde se venda a bombo y platillo tu obra de arte, quien te conoce es tu familia, tus amigos y algún ávido lector que navegue y le llame la atención el argumento de tu libro. Nadie más.

Bien, tengo el libro publicado, está colgado en la red y convive en alguna estantería de librería con Premios Nobel y hasta con Planetas. ¡Qué nivel!
¿Cómo hago para llegar a oídos de la gente? Seamos sinceros, tu libro pasa desapercibido mientras esté al lado de Vargas Llosa y será enterrado por montañas y montañas de nuevos libros en ese centro comercial.
Aparte de la publicidad y esmero en distribuir el libro a través de la editorial, el autor, más si es publicado por editorial pequeña, debe trabajar la publicidad. Y hay muchas formas que, escuchad bien, ¡funcionan!
Lo primero es hacerlo circular por las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram: ¡TODO!
Y no de cualquier manera, surte más efecto la originalidad y dotar de un halo de misterio a lo que se pone que acribillar a tus 300 amigos cada minuto posteando que has sacado el mejor libro del mundo.
Una buena manera es ir por partes, dar fechas para presentar cómo se titulará el libro, esto augura expectación entre tus contactos. También funciona indicar otra fecha cercana para presentar en sociedad la portada, es decir, hacer partícipe al receptor.

Tiene muy buena acogida realizar sorteos entre tus contactos. Por ejemplo a través de concursos vía Facebook. Que tus contactos compartan con un hastag tu novela, compartiendo una foto que suban con tus anteriores libros, etc. Todo vale. Quien haga esto entra en el gran sorteo de una obra firmada por el autor. Hay infinitas formas y esto hace que tu libro sea difundido por las redes. Nunca sabes a quién le puede llegar. Te sorprenderá.

Conveniente es también crear un blog literario donde hables de tus libros y demás cuestiones literarias. Al igual que crear una página web propia; las hay gratuitas y con un poco de tiempo tendrás un medio donde publicitar tus obras, tus manuscritos y toda la agenda literaria. (Páginas como wix.com son muy recomendables)

Ni qué decir tiene que presentarte a certámenes literarios y ganarlos es un buen trampolín para ampliar tu círculo literario y que tu obra sea conocida en otros ámbitos. Y aunque parezca imposible, con ahínco no es tan difícil. Atrévete y no pierdas la esperanza nunca. Tu currículum crecerá.

Y luego quedan las presentaciones, ellas son un buen foro para promover tu obra e igualmente no siempre solo acuden familiares y amigos. Va gente que jamás has visto y eso hace especial ilusión. Presentaciones en tu ciudad y con suerte en otra ciudad del país que organice tu editorial. (para esto ver entradas del blog anteriores donde hablamos de las presentaciones)
No olvidemos que a veces tenemos que ser pesados en librerías familiares para que “adopten” a tu retoño y lo vendan junto al resto de autores. Convencer de que nuestro libro tiene un no sé qué que se hará venderlo muy bien. También funciona y el no ya lo tenemos.

Lo dicho, si quieres mover tu libro tiene que innovar, moverte y sobre todo circular por internet. Cuanto más original y cuanto más partícipe haces al receptor, mejor. Y ante la duda siempre apóyate en tu editora, te ayudarán a moverlo.
Ante todo, jamás pierdas los nervios y la esperanza de que tu obra sea reconocida y puedas dedicarte plenamente a esta profesión tan especial. Sigamos las palabras de Cela y recordemos lo que nos decía: “El que resiste, gana”.

Naci un otoño del 82 mientras Isabel Allende lanzaba su primera novela y las hojas amarilleaban en Madrid.
Treinta y un años después se editó la mía: “Parecían sombras”. Desde entonces escribo todo lo que se me ocurre: poesía, más novelas, microrrelatos…
Mi cita favorita viene de otro escritor: “El que resiste, gana”.
Mientras tanto vivo y soy feliz.

ÁNGEL M. CASTILLO DE LAS PEÑAS

 

Entrevista a Luis Broto

Hoy entrevistamos a Luis Broto, autor del libro de microrrelatos Bagatelas, Opus 1.

M- Hola Luis ¿Cómo se siente uno ante la publicación de su primer libro?

L- Básicamente sorprendido, el proceso de tomar la decisión de publicar, acabar el libro y lanzarlo ha sido muy rápido, hace pocos meses ni se me habría pasado por la cabeza lanzarme a esto.

M- ¿Nervioso? Tengo entendido que se presenta este sábado 7 de octubre a las 19:00 en la librería Vergüenza Ajena de Madrid.

L- Así es, os esperamos a todos allí.

Luis Broto

 

M- Se trata de un libro de microrrelatos ¿Cierto? ¿Qué nos encontraremos en estos escritos?

L- Hay un poco de todo: muchas experiencias propias, experiencias ajenas, temores que afortunadamente no se han llegado a materializar, reflexiones sobre aspectos de la actualidad

M- ¿Hay una temática central, o cada relato es independiente?

L- Cada relato es independiente. Hay una serie de temáticas que, bajo formas diferentes , se encuentran en varias historias (las estechísimas semejanzas de ideologías y personas aparentemente opuestas, el poder de la música, la ambigüedad de la realidad) pero presentadas desde ópticas diversas.

M- ¿De dónde ha surgido la inspiración de estos relatos?

L- De mis experiencias personales y de lo que he visto en mi entorno y en el mundo. Literariamente, hay influencias de los cuentos filosóficos del siglo XVIII francés por ese intento de encarnar una idea o una reflexión en una historia y en los cuentos latinoamericanos ( Borges , Cortázar) por esa continuidad entre la historia que se narra y la realidad.

M- ¿Qué destacarías de tu libro?

L- Personalmente, lo mucho que me ha divertido escribirlo y la tremenda catarsis personal que me ha supuesto.

M- Bueno Luis, muchas gracias por responder a mis preguntas, y mucha suerte el sábado, esperamos que la presentación sea un éxito.

L-Gracias a vosotros

Entrevistando a: Ángel M. Castillo

Ángel Manuel Castillo de las Peñas nació el 3 de noviembre de 1982 en Madrid.
Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y C.A.P. en Lengua y Literatura española por la UCM.

Ha sido premiado en diferentes certámenes literarios y ha participado en más de una veintena de antologías.
Entre los galardones destacan el Segundo Premio del I Certamen de Poesía Gloria Fuertes de Usera con el poemario La vieja Rosario (Crónica de un barrio) (2017). Primer y Segundo Premio respectivamente del XXV y XXIV Concurso de Poesía de Primavera de Les Clotes Luis Chamizo con el poemario Brotarán candelas de la encina (2017) y El emigrante (2016). Ganador del I Concurso de microrrelatos Arcadia con Ciudad oculta y Radiografía de ciudad (2016). Primer Premio del XV Certamen Cultural Ibérico Jóvenes Artistas con el relato El rojo del cerezo (2015).
Ganador del I Concurso Ilumináfrica con Barcos de Celulosa (2015) y del certamen de microrrelatos de Navidad del diario ABC con Esencias (2015). Ganador del IV concurso de microrrelatos románticos ACEN con Siete besos.

Otras novelas del autor: Parecían sombras (2014), Donde habita el silencio (2015)
Ahora este mes de octubre nos presenta la que es su última novela “Las sirenas no saben nadar” un novela sorprendente en la que puede leerse, entrelineas, sobre la ferocidad del ser humano, lo difícil de sus relaciones y la amplitud de sus fantasías.

N- De entre todos los personajes mitológicos que podías elegir para esa parte de fantasía, ¿por qué la sirena? ¿Qué simbolismo tiene para ti?
A-Para mí como para muchos el mar es algo mágico. Es allí donde encontramos la profundidad del ser, el origen de todo. Lo desconocido. La sirena es un personaje que desde siglos ha sido protagonista en la literatura. La cita con la que abro el libro es de La Odisea y allí se habla de cómo las sirenas con su belleza, su hipnotismo y su canto embelesan a los marineros hasta que los matan. El símbolo de lo prohibido y a su vez de lo extraño.
Además las sirenas en la Antigüedad clásica realmente eran aves y no peces. Las aves representan la libertad, volar a algún lugar. Y eso es lo que pretendo con la novela, que el lector surque la profundidad del mar, la profundidad de los sentimientos humanos y vuele, vuele a un mundo mejor.
Todo eso representan las sirenas en la obra: libertad, misterio, realidad y fantasía. Además el título es contradictorio: ¿Las sirenas no saben nadar? Habrá que descubrir el porqué.

N- A mí, personalmente, me ha gustado mucho el choque brutal que parece haber entre dos modos de vida, el del progreso y el de la sencillez, retratados perfectamente entre los personajes que quieren hacer crecer el pueblo y el del farero, que se mantiene en su trabajo ya casi obsoleto.
A- Es el momento que atravesamos. Por un lado la modernidad que corre a velocidad del rayo, todo está siendo sustituido por máquinas y estamos de alguna manera deshumanizando nuestro entorno. En muchas cosas estas máquinas nos ayudan pero en otras creo que perdemos sensibilidad en la manera de hacer las cosas. Me gusta pensar que el ser humano aún es necesario, a pesar de sus maldades, en la novela digo esto: “La televisión no mató a la radio, ¿qué sería de las largas noches en vela si la radio no existiera? ¿Y qué sucedería si los viejos no hubieran difundido el sabio refranero? El campo necesita ciencia pero también necesita sabiduría popular: las cabañuelas, la fase lunar, el refranero. ¡Lo viejo no debe morir!
Lo nuevo no debe sustituir a lo viejo, ambos deberían convivir y es enriquecedor.

N- Personalmente también me ha subyugado la prosa del libro, las bellas descripciones de un pueblo de mar que evocan sentimientos, intercaladas en diálogos más largos que parecen llevar la acción del relato. ¿Qué peso específico tienen para ti ambas partes en tu novela?
A-Justamente son dos de las cosas que esta vez he querido remarcar mucho en Las sirenas no saben nadar: las descripciones y los diálogos.
La acción se desarrolla en su mayor parte a través de los diálogos de varios personajes porque se puede decir que no hay un protagonista de carne y hueso, todos son parte de la obra y si tenemos que hablar de un protagonista, ese sería el pueblo de Belladona. Algo así como en Fuenteovejuna. Mi manera de contar va cambiando y lo que antes me parecía complicado ahora me reconforta, me siento muy cómodo con los diálogos de hecho cuando escribo pienso como si estuviera en una película u obra de teatro, me encantaría que alguna de mis obras se viera representada en algún teatro, ¡directores/as soy todo oídos!

N- ¿Qué hay de Ángel en Duarte?
A- Intento separarme todo lo posible de mis personajes, cierto es que para un autor es difícil no caer en la tentación de contar cosas que a él le suceden pero de Duarte hay poco en mí. Es un ser solitario porque la vida le ha pegado fuerte, apenas confía en nadie y pocas cosas buenas le pasan. No me gustaría estar en su pellejo. Creo que he conseguido distanciarme de ellos. Aunque seguramente hay cosas mías, mejor que me las digan los lectores cuando acaben de leerla.

N- En el libro se aprecia una buena documentación sobre el mar, sobre la vida marítima, sobre simbología y mitología que aportan verosimilitud al relato. ¿Cómo te documentas, Ángel?
A- El proceso de documentación parte de dos áreas fundamentales: mis viajes e Internet. Me gusta descubrir escenarios y plasmarlos en mis novelas, en mi primer libro, Parecían Sombras, hablo de Brasil sin haber pisado la tierra carioca, me gusta que los lectores creyeran que conocía a la perfección Rio. Internet es un buen medio para el escritor, puede viajar y descubrirlo todo con un simple click. Después viene desarrollarlo, y eso es más complejo.

N- Has ganado muchos premios a lo largo de tu recorrido profesional. ¿Crees que hoy en día es una buena forma de darse a conocer?
A- Todo vale. Cierto es que el conseguir premios te hace conocer un círculo literario interesante, vas cogiendo hábitos y sabes qué hay cosas que pueden llegar según cómo las cuentes.
En mi opinión, a no ser que sea un Planeta, estos certámenes no te empujan al éxito pero sí que ayudan a entrar en escenarios literarios. Más bien, diría yo que Internet, una vez más, es el medio que más ayuda para difundir tus escritos; las redes sociales son un gran medio para hacerlo, sin ellas sería complicado avisar de presentaciones y comentar tus obras. Son una maravilla y una gran forma de moverte en este mundo.

N- Estudiaste periodismo y eres autor de tres novelas. ¿Crees que la literatura y el periodismo, en esta época convulsa, de redes sociales, blogs y nuevas tecnologías, es también una profesión que se va diluyendo en corrientes alternas y luces formidables, como la del farero de tu novela?
A- El periodismo se diluyó como el chapapote en el mar, poco queda de lo que antes era escribir una noticia o narrar una noticia. Pero por otra parte, como bien dices, con las redes se ha enriquecido de otra manera a la vez fascinante, la inmediatez y las nuevas formas.
El nuevo periodismo es como un satélite que guía a los nuevos barcos, los faros van apagándose, pero siempre habrá marineros a los que guiar y fareros que escriban mientras las olas susurran nuevos horizontes. El mar, como la vida, necesita faros que alumbren y libros que nos hagan soñar.

N- La cabeza de un autor nunca puede parar ¿Tienes planes literarios inmediatos?
A- Lo primero, presentar esta tercera novela: Las sirenas no saben nadar, el 7 de octubre en Madrid y después en otras ciudades como Barcelona. Y mientras tanto ya estoy comenzando a hilvanar un cuarto libro del que ya tengo bastantes ideas. Además estoy tocando otros campos como la poesía , tengo un poemario presentado a un certamen el cual quizás me anime a publicar en un futuro. Y hasta una obra de microteatro, me gusta probar con más cosas que no sean solamente novela. Mientras tanto, probando suerte con certámenes interesantes.

 

Nina Peña Pitarch
Nací en Castellón, en 1970. En 2016 publiqué mi primera novela “¿Cómo que a qué huelen las nubes?” un libro divertido y feminista sobre mujeres de hoy.
Desde entonces he publicado varias cosillas en Amazon y colaboro con diferentes medios.
Con “Rosa de los vientos”, mi segunda novela, me adentro en la intimidad de las escritoras noveles; en los miedos, sueños, esperanzas y en la superación constante que toda creación conlleva.
Con mi trabajo trato de afianzarme  dentro del panorama nacional junto a toda una nueva generación de escritores independientes que luchamos por ser leídos.

NINA PEÑA PITARCH

Mi primera vez

Quizá porque cuando comenzamos tenemos en mente una figura de escritor tal vez un poco peliculera o literaria, los errores que cometemos en nuestros comienzos suelen ser garrafales, épicos, monumentales, y lo peor, que puede que ese error de principiante nos persiga, si no toda la vida, por lo menos unos cuantos años y nos lastre en futuras publicaciones.
Vale, me he puesto en lo peor, pero, seamos sinceros, cuando esto te pasa, crees que es lo peor que te puede pasar y que solo te pasa a ti.
No. Nos pasa a muchos.
Y quizá ahora hay más información, tienes ejemplos entre tus amistades literarias o puede que leas artículos como este que lleva un enorme “DANGER” rodeado de explosivos marca ACME.
Hay peligro y voy a comentarte mi caso personal para poner un ejemplo.
Estaba yo tan contenta con mi flamante libro recién terminado y así, a la ligera, lo fui enviando a las editoriales; sí, sin corregir siquiera. La vida está hecha para los valientes.
Obviamente no tuvo ni que durarles dos capítulos.
Ante la “injusta” desestimación de mi obra de arte me decanté por la auto-publicación.
¿Por qué no? Si hasta Dickens se auto-publicó…
En fin, como de milagro accedieron a publicar mi libro, sin invertir ni un duro, con una buena web en la que venderlo y con impresión bajo demanda.
Me pareció genial, así que… envié mi libro.
Yo, nueva, recién estrenada en redes sociales y en este mundillo literario-festivo, envié mi libro así, a la buena de dios, creyendo que la editorial se encargaba de todo.
La sorpresa fue cuando tuve el primer número en mis manos.
No habían corregido nada, no habían maquetado nada en absoluto, el fresado del libro era bastante mejorable y la edición muy, pero que muy económica.
Estoy siendo diplomática, no sé si lo habéis notado.
Y allá me fui con mis ejemplares debajo del brazo a encontrar librerías que me lo quisieran vender. Ay dios…a positiva no me gana nadie.
Siempre en este camino pedregoso te encuentras con almas caritativas que te miran a los ojos y te dicen aquello que nunca querrías oír, pero que es necesario que te digan; “esto es una mierda, pero tiene potencial y una preciosa portada, habla con Fulanita y arregla eso, anda”.
Y así es como publiqué mi primer libro con la editorial ACEN, que se mojó conmigo pese a estar el libro en la web de otra editorial.
Pude retirar el libro de la venta, darme cuenta de que aquella editorial, en el fondo, solo había publicado lo que yo, desde mi inexperiencia le envié, y volvimos a comenzar con presentaciones, una edición cuidada, entrevistas en radio y TV locales…un sueño hecho realidad.
Mi libro, mi primer libro en una librería. Ahora hay que seguir creciendo hasta llegar a los escaparates. ¡ejem ejem!
Por pequeña y alternativa que sea esa editorial vas a recibir una ayuda que de otra forma no podrías obtener, porque seamos sinceros, por muy crítico que seas con tu libro y por exigente que seas al escribir, llega un momento que estás tan dentro, tan metido, que llegarás a no ver los fallos, ni las faltas de ortografía, ni la mala posición de las comas, ni las frases discordantes, ni los anacronismos mal realizados, ni las mudas temporales que no encajan, ni las “rayadas” mentales que puedes llegar a tener en medio del momento creativo….
Dicen que hay que escribir con el alma y corregir como si no tuvieras corazón… y eso en un autor es casi imposible.
Un editor te ayudará en eso, sobre todo si estás comenzando y si no eres un “lumbreras” de la literatura… y aunque lo seas, necesitas una opinión experta y externa a ti, no la opinión de tus amigos y familiares a los que posiblemente les encante cada línea.
Cuando ya tengas cierta experiencia quizá puedas volar solito, pero para comenzar, en esta ardua tarea, creo necesario contar con un equipo que vaya guiando tus pasos, aconsejándote, poniéndote las cosas fáciles, que te ayude a estar en presentaciones en distintas ciudades o a promocionarte al menos en tu ciudad que es donde mayormente comenzarás a ser conocido.
Para volar solo, antes has de tener un buen colchón, y eso pasa por tener una editorial cercana y formar un buen equipo.
A partir de ahí, el futuro puede ser tan prometedor como quieras que sea mientras sigas trabajando y aprendiendo, tú siempre podrás elegir las opciones pero, como en todas los aprendizajes, puedes tener a alguien que guie tus pasos y no te deje caer, que te dé esas alas y esas herramientas que te ayuden a crecer como autor, y esos consejos que puede que, solo alguien, comprometido y cómplice, que quiera ganar tanto dinero y vender tantos o más ejemplares que tú, te puede dar.

Nina Peña Pitarch
Nací en Castellón, en 1970. En 2016 publiqué mi primera novela “¿Cómo que a qué huelen las nubes?” un libro divertido y feminista sobre mujeres de hoy.
Desde entonces he publicado varias cosillas en Amazon y colaboro con diferentes medios.
Con “Rosa de los vientos”, mi segunda novela, me adentro en la intimidad de las escritoras noveles; en los miedos, sueños, esperanzas y en la superación constante que toda creación conlleva.
Con mi trabajo trato de afianzarme  dentro del panorama nacional junto a toda una nueva generación de escritores independientes que luchamos por ser leídos.

NINA PEÑA PITARCH

¿Te ha gustado el artículo? Consigue el último libro de Nina Peña.

Rosa de los vientos

¿Cómo presento mi libro?

¡Buenas noticias! La editorial te acaba de decir que ya ha enviado tu libro a imprenta, que la labor de edición ha terminado. Qué bien. Y… ¿Cuál es el siguiente paso? La presentación. ¡Horror! Nunca has presentado nada, ni mucho menos has hablado en público ¿En qué consiste la presentación de un libro? ¿Qué digo? ¿Qué hago?

Estas son preguntas habituales que me hacen los autores/as de ACEN (la mayoría de ellos noveles) cuando les digo la fecha de la presentación, o ésta se acerca. Así que basándome en mi experiencia de unas 200 presentaciones que he hecho a lo largo de estos 7 años como directora de la editorial ACEN, te voy a dar unas pautas sobre cómo hacer la presentación de tu libro y que no cunda el pánico.

-En primer lugar remarcar que cada presentación es diferente y puede caber todo lo que puedas imaginar. Recuerdo una presentación donde entraron unos bandoleros y secuestraron el libro que se presentaba, en otra había una banda de música, en otra el autor interpretó varias canciones acompañado de un guitarrista, en otra se hizo un sorteo de regalos… Quiero decir, que la presentación puede ser todo lo original que quieras, y puedes meter cuantos elementos desees.

Pero vayamos a una presentación normalita, es decir, sin efectos especiales, ni nada de eso:

-Lo primero que debes de tener presente (si no eres alguien conocido), es que a tu presentación va a ir quien tú invites (más algún curioso que pilles por la librería), nadie más, tenlo claro (ya sé que suena mal, pero es la verdad). Y tú dirás, “hombre, pero para eso está la publicidad, la radio, la tele, la prensa, las redes, empapelar todo con posters…”. Sí, tienes razón. Pero te pregunto ¿Si ves anunciado (donde sea) “Manuel Martínez presenta su novela el llanto del pájaro”, irías? Si no lo conoces, 99% seguro que no. Pues lo mismo sucederá al anunciar tu presentación. No obstante, debes utilizar, y la editorial también, todos estos medios para que tu gente se entere que presentas tu libro. E incluso pídeles que lleven a sus amistades o compartan la información. Nunca se sabe, hay que hacer ruido. Pero no te sorprendas si al final sólo van tus cuatro conocidos.

-Una vez en la presentación ¿Qué se hace? Normalmente, una vez sentados (o de pie, según el escenario), primero habla el editor/a para abrir el acto, dar la bienvenida al público y agradecerte tu confianza depositada en la editorial para publicar tu libro (unos 2 minutos). Luego, es interesante que alguna amistad tuya que te conozca hable sobre ti, sobre tu libro, que cuente lo buena gente que eres, lo mucho que le ha gustado el libro… todo eso (5 minutos máximo).

-Y por último hablas tú. Pero… ¿Qué dices? Vamos a ver… Antes de nada, agradece al público su asistencia, a tu amigo/a sus palabras, y al editor/a la confianza que ha puesto en ti y tu libro, que ya sabes lo difícil que es que una editorial apueste por un autor/a novel, y todo eso (debes quedar bien). Una vez hecho esto, con lo que romperás el hielo y te arrancarás a hablar, cuéntale al público cómo empezaste a escribir el libro, qué te motivó, alguna anécdota graciosa… Desvélales algo del libro, pero no mucho, algo que les deje intrigados y que haga que quieran leerlo. No te pases de los 10 minutos. La gente no ha venido a un coloquio ni a una conferencia (si lo deseas, puedes hacer una más adelante). El público quiere algo rapidito. Pues lo que de verdad quiere es saludarte, darte la enhorabuena, que les firmes el libro, e incluso luego charlar con personas que se han encontrado allí en la presentación.

-Para terminar el acto, el editor/a mirará si alguien tiene alguna pregunta que hacerte, de no ser así, se pasará a la firma del libro. Si hay preguntas, procura que no se alargue mucho el acto. Si ves que no cesan, o una se convierte en un debate, di que estarás encantado/a de continuar luego mientras tomáis algo. Si no, al hacerse largo, puede que alguien tenga prisa y se vaya sin que le firmes el libro (o ni te lo compre).

Bueno, esto es a grosso modo lo que debes saber sobre cómo se hace una presentación de un libro. Pero recuerda que cada presentación, como cada libro y cada autor/a, es única y especial. Por ello, no te debes ceñir al patrón que he descrito aquí, puedes añadir, quitar, o modificar lo que quieras. Cuanto más original sea, más se acordarán de ella y del libro, el cual tendrán muchas más ganas de empezar a leer.

En próximos posts hablaremos sobre otros aspectos de la presentación, sobre qué día de la semana es el mejor, en qué fechas, el lugar, si poner o no refrigerio… que también son importantes a la hora de organizar la presentación de un libro.

Espero que te haya sido de utilidad esta información y que la presentación de tu libro vaya genial.

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

Entrevista al doctor José Vicente Martí Tarazona

Hoy entrevistamos al doctor José Vicente Martí Tarazona. Martí es un reconocido ginecólogo con una amplia trayectoria profesional. Pero en esta ocasión no hablaremos sobre ella, sino sobre su faceta de escritor y su libro “El padre que quiero ser” publicado por ACEN en 2015.

M-Buenas tardes doctor Martí, ¿Cómo le surgió la idea de escribir este libro?
JV-Desde hace tiempo me ha seducido observar las diferentes formas de entender la paternidad, así como las distintas formas de llevarla a cabo en dependencia de la personalidad, relación de pareja, estructura familiar, laborar o social en que un padre se desenvuelve.
Una vez, adquiridas algunas ideas al respecto a través de la observación por mi profesión así como por la propia experiencia, me pareció interesante transmitirlo a los futuros padres o a aquellos que se encuentran en el periodo de embarazo.

M-El libro da una visión del embarazo y del parto para muchos desconocida, o ignorada, ¿Cómo cree que su libro ha ayudado a estos nuevos padres a cambiarla o a darse cuenta de ella?
JV-Cada padre lo es por sí mismo según su propia identidad y esta se ha formado a través de la propia personalidad y las vivencias adquiridas desde niño del medio familiar y social en que se ha desarrollado. Los cambios sociales “empujan” sin embargo a actuar según los “cánones” del momento en que vivimos y piden una adaptación a los tiempos y un desarrollo de la paternidad muchas veces diferente a la que conocimos y aprendimos. He tratado de ofrecer solo unas pinceladas o ideas que ayuden a pensar en ello y sobre todo he intentado aportar alguna ayuda para que cada uno pueda sacar el padre que lleva dentro tal como verdaderamente lo siente.

M-Tengo entendido que recientemente ha empezado un proyecto muy interesante. ¿Nos puede hablar un poco sobre él?
JV-Bueno , no lo he empezado , simplemente he tenido la suerte de conocer a un grupo de jóvenes ilusionados en un proyecto el cual, me transmitieron y me pareció tan interesante para la tranquilidad de los padres que tienen algún hijo de hasta dos años de edad, que me sumé al proyecto ofreciéndome a su divulgación desde el punto de vista profesional.
Se trata de Liip. Esto es un pequeño sistema que colocado en el tobillo del bebé, capta el pulso, temperatura y saturación de oxígeno de la sangre, es indoloro, no molesta y está siendo aceptado por los pediatras que van conociéndolo como método muy seguro de control del bienestar fetal.

M-Vaya, qué interesante. ¿Dónde se puede comprar o tener más información sobre él?
JV- A través de la www.cuida2.es o en la propia web de Liip.

M- Y… por último ¿Tiene en mente algún proyecto literario? ¿Nos sorprenderá con otro libro?
JV- Sí, me gustó la experiencia anterior y me gustaría dar a conocer algunos de los más interesantes aspectos del desarrollo fetal, de cómo seguramente el bebé se siente en ese pequeño mundo que le toca vivir antes de salir al otro desconocido mundo para él, qué experiencias puede tener. Me gustaría poder introducirme en ese pequeño mundo y poder contarlo. Eso no es posible, pero a través de los conocimientos de la fisiología del desarrollo del bebé, añadiendo las experiencias obtenidas a través de la ecografía y con algo de razonamiento he podido llegar a deducir algunas cosas interesantes, con alta probabilidad de veracidad y como mínimo, interesantes y al menos para mí, ilusionantes, que me gustaría compartir.

M-Interesante. Estaremos atentos a este nuevo proyecto. Muchas gracias por atenderme doctor Martí.

 

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

¿Por qué los libros son tan caros?

¿Por qué los libros son tan caros? Esta fue la pregunta que me hicieron durante la presentación de un libro (el libro que se presentaba costaba 12€). Y seguramente, es una pregunta que, si me la hizo esta persona, quizás se la plantee más gente. Así que voy a responderla.

Para empezar, te formulo una pregunta ¿te parece caro un menú de 12€/15€ del que, aunque hayas disfrutado, a la hora de la cena vuelves a tener hambre? No, ¿Verdad? Y ¿Por qué un libro del que puedes disfrutar, tanto tú como los tuyos, cuantas veces queráis te parece caro pagar 12€/15€?

Cuando vas a una librería y miras los precios de los libros, quizás dices: jo, ¡qué caros! Pero esos 12€ (que vamos a poner como ejemplo) ¿Sabes dónde van y cuánta gente “come” de ellos? Te lo resumo brevemente:

En primer lugar un 30% (3,6€ de los 12€) del P.V.P del libro se lo queda la librería (como cualquier otra tienda las librerías también se quedan un porcentaje de las ventas), y si son grandes o reconocidas librerías incluso pueden quedarse el 40%. Otro 30% es lo que cuesta imprimirlo (aquí se ha de tener en cuenta que cuando más grande es la tirada, menor es el coste del libro. Por ello, las grandes editoriales pueden permitirse bajar el precio de algunos de sus libros). Los derechos de autor son un 10% (algunas editoriales ofrecen menos, pero sinceramente creo que un 10% es lo mínimo que se ha de llevar el autor/a por su trabajo). Y por último, la editorial se queda con otro 30%.

Vamos con ese 30% que se queda la editorial, que es la parte que le toca a ACEN (más del doble que lo que se lleva el autor/a).¡Un 30%! Pero si la editorial total no hace nada. No escribe el libro, no lo imprime, no lo vende… Entonces, ¿qué hace la editorial?* Te lo voy a explicar:

Lo primero que hace la editorial es valorar el manuscrito. Para ello lo ha de leer, ha de sopesar si tiene calidad, si tiene posibilidades de mercado… Una vez hecho esto (que lleva su tiempo), se ha entrevistar con el autor/a y ver si éste también quiere publicar con la editorial (quizás tenga otras ofertas, o no le guste cómo trabaja tu editorial). En el caso que diga que sí, la editorial empezará con el proceso de edición: corrección del texto, maquetación, diseño… (todo ello conlleva un coste que asume la editorial, de lo contrarío no sería edición, sino coedición o autoedción, pincha aquí para saber la diferencia entre las tres modalidades). Una vez listas y aprobadas las galeradas, tanto por la editorial como por el autor/a, se envía a imprenta, pagándole la editorial a ésta su 30% correspondiente. Cuando se reciben los libros en la editorial, ésta regala 5 ejemplares al autor/a, y envía 3 más para el Depósito legal. Luego, organizará la presentación/es y distribuirá los libros para su venta. Por último, facturará los libros vendidos a las librerías (quedándose éstas su 30%) y pagará su 10% al autor.

Pero, ¿qué sucede con los libros que no se venden? Imprenta ya ha cobrado su 30%, y no le puedes devolver los libros no vendidos, claro. La librería ya se ha llevado su 30% por los vendidos y te ha devuelto los que le han sobrado. El autor/a ha cobrado su 10% por los vendidos. ¿Quién asume estas pérdidas? Exacto: la editorial.

En resumen, los 12€ (como ejemplo) son a repartir entre imprenta (papel, tinta, maquinaría, averías de éstas, local, coste del personal), librerías (recursos humanos, gastos del local), editorial (editor, corrector, diseñador, maquetador, ISBN, DL, local, pérdidas de libros que no se venden, gastos de envío…) y autor/a.

Explicado todo esto, ¿todavía te parece caro un libro por 12€/15€ que si quieres es para toda la vida?

*En este artículo nos referimos a editoriales pequeñas, como lo es ACEN.

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS

Entrevista a Ana Abejón

Nos encontramos con Ana Abejón, autora del libro “Con la lengua fuera” (ACEN, 2017), en un precioso parque de una ciudad cualquiera. Hace calor, mucho, el Sol está en su punto más alto y quema. Así que nos sentamos en un banco que tiene el privilegio de que las gigantescas ramas de un viejo pino lo protejan del Sol.

Me intriga saber la realidad que hay detrás de su ensayo novelado. Ana no es psicóloga y sin embargo, se ha adentrado en profundidad en un terreno muy difícil, dando como resultado dos perfiles psicológicos muy bien construidos, el psicópata y su víctima. Me pregunto hasta qué punto hay algo de autobiográfico en esta obra.

-(M)Bueno Ana, ¿Qué te animó a escribir y a publicar una historia tan dura?
-(A) Me animó la experiencia de mi amiga Sol, que por supuesto no se llama así en realidad. Sol ha pasado un infierno. A raíz de su separación, me hablaba de suicidio continuamente y no sabía qué hacer por ella, me desesperaba. Yo recordaba cosas sobre su matrimonio que ella me iba contando a lo largo de los años, comportamientos que no me cuadraban pero que tampoco entendía. Me indigné y me compadecí. Tuve que documentarme mucho para comprender, para asimilar, para creer. Vi con claridad que Sol necesitaba expulsar la basura tantos años acumulada, especialmente el trato que recibió de su ex marido y la incomprensión de “amistades” y familiares. Entonces le propuse que escribiera, pero ella tenía miedo, así que le pedí permiso para contar su historia y me lo concedió. Le presté situaciones, localizaciones, fechas. Fue un trabajo arduo en el que la premisa era no mentir, no exagerar, no modificar nada que pudiera afectar a la credibilidad de su testimonio y al mismo tiempo proteger su identidad. Cuando leyó la versión final, quedó satisfecha con el resultado y eso fue lo que me decidió a publicar.

-(M)¿Entonces no es un libro autobiográfico?
-(A) No, en absoluto, afortunadamente. Algunos lectores creen que sí porque he utilizado lugares y fechas de mi propia vida para proteger a Sol e interiorizar mejor su historia.

-(M)¿Qué ha significado este libro para ti?
-(A) Me ha marcado. He comprendido que cualquiera de nosotros puede caer en las garras de estas personas tan dañinas y desde entonces voy por la vida con mil ojos. He aprendido con Sol a decir no, a poner mis límites y a confiar en mi intuición. Aún así, el riesgo persiste.

-(M)Desde que has publicado tu libro “con la lengua fuera” ¿has conocido a más víctimas de psicópatas sociales?
-(A) Tuve que conocerlas antes para darme cuenta de que la experiencia de Sol no es única, de hecho incorporo algunos testimonios de estas personas. Y sigo conociendo nuevas víctimas, porque es un goteo incesante. Estos depredadores son una plaga y lo terrible es que no queremos aceptar que existen.

-(M)¿Dirías que tu libro ha ayudado a otras personas?
-(A) Sinceramente no lo sé, pero mi ánimo al escribirlo es que sirviera para eso. Ojalá.

-(M)¿Tienes más proyectos en mente?
-(A) Me gustaría hablar de la equidistancia, de la incomprensión, de la falta de solidaridad. Me gustaría saber a cuantas víctimas de terrorismo les han preguntado “¿qué grado de responsabilidad crees tú que has tenido en lo que te han hecho?”

-(M)Muchas gracias Ana por concederme esta entrevista, ha sido un placer conocerte, y espero que tu libro llegue a muchas personas.

Marta Senent Ramos
Me podría definir como Editora, escritora, emprendedora o incluso como investigadora especializada en temas de género, arte y diversidad funcional. Pero creo que prefiero hacerlo como entusiasta de la vida y apasionada por el mundo de la literatura. Mi lema en la vida es como dice Albert Espinosa: Si crees en los sueños, ellos se crearán.

MARTA SENENT RAMOS